jueves, 20 de agosto de 2015

SIEMPRE CONMIGO


Yo llevo en mi cintura mucha ausencia, mucho azote en el pecho, mucho bosque caído, madera negra, ébano podrido y pino yermo de un ayer tan vivo como presente.

Converso con nadie y con indulgencia escucho y aprendo esta ausencia que duele, que absorbe lentamente, trueno en la noche oscura en que me encuentro, con los zapatos mojados y el cuerpo al viento. Y en los peores días me divido en pedazos, en tristes caminos de miedo. Y a veces tiemblo sin frío y busco salidas mintiendo al destino de lo que fue y lo que queda.

Palpo las formas de los que se fueron, las repito, las amo, las sacudo,  las lleno de tierra, de flores, de aromas azules y verdes, de semillas nuevas. De boca, de labios, pétalos abiertos, de tantos y tantos abrazos y besos que van y que vienen, arriba y abajo sin ninguna coherencia y todo pintado de opaco y misterio, de olvido sombrío, y todo, todo en absoluto sin una respuesta.

Vive en esta casa un mundo de ausencias y para mi suerte, corriendo en mi navío, la sal de la esperanza, la luz de primavera.



 Inocentes y fieles, vaya donde vaya, en medio de mi vida, están ellos, mis perros y gatos firmes como piedras, sencillos, desbordados y alegres...
Ellos están siempre.














martes, 5 de mayo de 2015

DANDY Y LOS GATOS


Si  Tecla y yo quedamos prendadas con el nuevo compañero canino, no fue así con los gatos. A ellos les pareció una ofensa despiadada la entrada de Dandy en nuestras vidas.

Los primeros días, de malas maneras y formas poco cuidadas, demostraron su malestar por su presencia en casa. Y cuando, los reyes del castillo,  vieron ignoradas sus ruidosas reivindicaciones, porque  sus bufidos no amedrentaban a nadie, decidieron congregarse en la planta de arriba, en los rincones, para poco a poco reconquistar su espacio. Ellos jamás se rinden!!

Llevan tres meses en lo alto, defendiendo su espacio limitado. Cuando salimos a los parques,  bajan la escalera y se adueñan del hogar vacío. Encuentro cicatrices de su  transito en la encimera, huellas en el baño, en la maceta volcada en la ventana.  Y luego, a oscuras, regresan a su imperio desierto, tranquilo y relajado.

Pero Dandy desborda energía, y ahora, se cuelga de la escalera buscando a sus amigos felinos para estrecharles la mano, pasear del brazo, conversar con ellos y dormir enredados como hiedras.

Quiero que se quieran, que  jueguen en el patio, que suenen violines de belleza por los mares, que estemos recostados en la sala grande, en la noche oscura del invierno y en la luz encendida del verano, embelesados, repitiendo estaciones, recorriendo mundos sin atajos, día a día. Acariciarlos con seis manos si hace falta. Volar como plumas ligeras y vacias. Andando, llenar espacios, quemar piedras altivas y allanarlas.

Siempre juntos iremos hacia el futuro que es mañana, es hoy, es la infancia pasada.
Tomaremos la vida en una copa de viento de los prados. Y así ha de ser hasta que los brazos de la muerte nos alcancen.

 Ayudaré a mis pequeños jinetes a admirarse, conocerse y abrirse como flores de mayo. Y
 poco a poco, despacio, sin luchas ni violencia,  descubran en Dandy una familia entera.














miércoles, 22 de abril de 2015

MAS PRIMAVERAS

Con todo su orgullo inquebrantable, derramó la primavera su copa en mi vestido, brillando en verde, poblando los colores, oliendo a sombra clara, a vientre fértil.
Grandeza luminosa, madre tierra, jardín salvaje. Se abrieron las verjas, las ventanas, los balcones regios. Las noches sacudieron su arnés oscuro y levantaron estrellas junto a lunas blancas.

Nosotros andamos por el parque, siguiendo planetas y semillas.
 Deslizándonos en  flores encendidas, tejemos nuestra vida en tanta vida nueva.

Dandy, mi centella,  va y viene, nos rodea, corre, desaparece, asoma, se pierde, le silbo y  jadeando por encima del tiempo, se divide en rayo enérgico y obediencia quieta. Es un perro abundante, su estación es esta. Loca y despeinada primavera.

Tecla, mi dulce gruñona, se adelanta, persigue a su amigo pero no alcanza y se queda oliendo el viento. Pedazos de día celeste y largo se estrellan en su hocico, mientras ella indaga de donde nacen los senos de tanta abundancia fresca.

Están conmigo, construyen alegría. Las penas que prenden en mi casa, esas que invitan y castigan, resbalan cuesta abajo, desbocadas como ellos.

La vida necesita vestir mas primaveras.





















viernes, 20 de marzo de 2015

PELIGRO: VENENO

Voy a tender las silabas al viento para contemplar este paisaje desde un ángulo concreto.

Ahora mismo no puedo perdonar a quien lo hizo, por mucho que lo piense, por mucho que lo indague, no veo a esta sinrazón  razón ninguna.
Si, hombre de piedra, mereces un castigo. Cobarde. ¿Por donde descubrirte? Estoy furiosa, dolida, enojada y triste.
¿Qué te hizo esta criatura? ¿Acaso la conoces? ¿Te inquieta su alegría?. Cuanto odia se acumula en tu camisa, cuanta ruina en tu boca deformada. Estas enfermo. Te corroe la amargura. Psicópata, asesino. Corazón vacío, desierto, yermo, escoria, basura, mala gente. Tu mundo se alimenta en sangre ajena. Me das pena,  te quema tu propio aliento fétido.

Cinco días, contados uno a uno, rato a rato, largos, angostos, brumosos e intranquilos. Cinco días, con sus horas, minutos y segundos. 
Cinco días costó que mi pequeña galopara de nuevo en tierra firma.

Tecla ha estado muy grave. Ha padecido lo indecible. La muerte le puso su chaqueta, la enredó en su velo amenazante y a poco sale vencedora. Pero herida de dolor y espanto, la vida regresó a su nido y encendió de nuevo su cuerpo amable.









miércoles, 11 de febrero de 2015

DANDY, LA LUZ

Su pasado tenebroso de tierra adentro, de abandono, de barro y huellas grabadas en la sangre, de caza despiadada, de aroma de agonía y perdigones, de pisadas espesas en la niebla. Su tiempo entre los hombres de los peores recuerdos, de pedradas amargas en sus huesos, de semanas de hambre y tormento, de miedo, temblor de un frío que viene de muy lejos. Ya pasó, se ha terminado.

Su ayer de ansiedad y pánico se ha despedido, él lo ha enterrado con firmeza. Ya no existe. Hoy sacó los muebles viejos a la calle, se limpió la frente de desdichas, sacudió todo el lastre de sus crines blancas y naranjas. Hoy se ha desnudado de las dudas y escarba con orgullo en su futuro.

Hoy descubrió la playa de arenas indulgentes, de olas celestes dispuestas en diadema. Hoy cayó la noche dividida y respira paisajes suaves de agua mansa. Hoy despierta y suena el viento tibio. El corazón del mar Mediterraneo le ofrece su rostro de olas y salitre, de espacios soleados, de minutos suspendidos en un cosmos púrpura.

Hoy Dandy resplandece y duerme entre en mis brazos, contento, alegre, confiado, mientras  su nueva vida palpita en la paz de nuestra orilla, en nuestro hogar sencillo  























viernes, 9 de enero de 2015

XALOC D.E.P.

Donde estes, donde vayas, sentiras mi voz llamandote para darte las gracias, mil veces gracias, por todo el tiempo que me has dado, por tu vida a mi lado. Una vida breve, pequeña como un átomo, un breve instante resbalando y tan grande e importante que cabe en ella un universo y sobra espacio en nuestra casa, de verdad que has valido el duelo que me espera.

No tengas miedo, si hay un mas allá, entonces, camina y toma forma, porque no hay en ti pecado ni nada que pueda ser castigado, al contrario.
Te van a coronar como el mas puro, honrado, bueno, leal, tierno, valiente, luchador infatigable.

Es de noche y viene el frío. Estiro la mano para sentirte al lado de la cama y el golpe es duro, hay un vacío calcáreo, amarillo, cortante, que se clava en las horas que no pasan. Te recojo en mis sueños, te absorbo en mi destino, te escondo y navegamos sobre las aguas calmas de tu pelo enmarañado, de tu cuerpo frágil, y es una noche larga y difícil y es la misma noche de hace un rato y viene el frío.